Delegado de protección de datos

Introducción

El Delegado de Protección de Datos DPD, es un profesional cuyas funciones se señalan en el artículo 39 del Reglamento (UE) 679/2016, y que se ocupa de la aplicación de la legislación sobre privacidad y protección de datos.

El Reglamento Europeo de Protección de Datos establece la obligación de nombrar un Delegado de Protección de Datos para las Administraciones Públicas, empresas y entidades que traten datos especialmente sensibles como son, por ejemplo, los datos de salud, datos de localización, datos de menores, afiliación, económicos (entre otros) o por el volumen de datos que traten anualmente.

Por otra parte, la designación de un Delegado de Protección de Datos (DPD) será obligatoria cuando las actividades principales del responsable o del encargado consistan en el tratamiento a gran escala de categorías especiales de datos personales con arreglo al artículo 9 del RGPD o de datos relativos a condenas e infracciones penales a que se refiere el artículo 10 del Reglamento. Ver Reglamento aquí.

Se entenderá por actividad principal cuando el tratamiento de datos sea el objetivo fundamental de la misma (por ejemplo una app que maneja perfiles de usuario), o cuando el tratamiento de datos resulte parte intrínseca de la actuación de la empresa, en la que, si bien su finalidad principal sea otra, no podría ejercerla sin los datos de los destinatarios de su servicio o acción.

Dpd_empresas